El coronavirus en Latinoamérica

182

La presencia del nuevo coronavirus ya ha sido confirmada ya en 15 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Paraguay y Venezuela. El primer caso “latinoamericano” de Covid-19 se registró en Brasil el 26 febrero, seguido de México dos días después.

A pesar de que el virus ya llegó a la mayoría de los países de la región, el número de casos hasta la fecha es relativamente bajo comparado con continentes como Asia y Europa e incluso Estados Unidos. El virus, sin embargo, llegó a la región el pasado 26 de febrero, lo que también implica que en dos semanas el número de casos aumentó en un 10.500%.

Y aunque todos los primeros contagios se produjeron en el extranjero, según la OMS en al menos cinco países latinoamericanos ya se han registrado ejemplos de transmisión local y varias muertes. La mayoría de los casos registrados en América Latina -incluyendo el primero- estuvieran vinculados a Italia y España.

Pero las estrechas relaciones que algunos países de la región mantienen con la Europe no se comparan con las de sus vecinos inmediatos, lo que ayuda a entender la diferencia en el número de casos. “La gran mayoría de los primeros casos registrados en varios países europeos pueden conectarse con Italia», asegura Ariel Toribio, analista de la Universidad la Matanza. “ En cualquier caso la densidad poblacional no parece jugar a favor de América Latina”

Pero el factor climático probablemente sí ha ayudado a una más lenta propagación del coronavirus, especialmente en un hemisferio sur que apenas empieza a despedirse del verano.

Endurecer las medidas

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció una serie de nuevas medidas para detener la propagación del coronavirus después de reunirse con el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, funcionarios de las tres administraciones y expertos en salud y educación.

“Sabemos que todos los casos que hemos tenido de coronavirus son importados y tenemos que tratar que tarde lo más posible en transformarse en un virus autóctono. Seguramente eso en algún momento va a ocurrir, pero ganar tiempo es muy importante. Ganando tiempo podemos administrar la cuestión sanitaria”, introdujo Fernández en una conferencia de prensa realizada en la Quinta presidencial de Olivos.

Dijo además que el nuevo paquete responde a una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que cree que ha llegado el momento de adoptar medidas drásticas y se ataque en conjunto la proliferación del virus.

El presidente también dispuso suspender las clases en todo el país para jardines de infancia y escuelas primarias y secundarias. La medida estará vigente hasta el 31 de marzo. No obstante, las escuelas estarán abiertas para garantizar fundamentalmente el funcionamiento de los comedores. El personal docente y no docente que no esté en los grupos de riesgo deberá presentarse a trabajar. La Universidad de Buenos Aires y varias facultades privadas ya habían adoptado medidas en el mismo sentido.

El presidente anunció el cierre de fronteras para los extranjeros que quieran ingresar en el país durante los próximos 15 días como medida de prevención ante el avance del coronavirus. De ese modo, amplió la prohibición que estaba vigente exclusivamente para los países de mayor circulación del virus.

“Nadie podrá ingresar al país salvo los argentinos nativos y los residentes de la Argentina. Esto es exclusivamente para quienes quieren entrar. Los que quieran salir, no van a tener ningún problema. Igualmente, mañana vamos a dar todos los detalles”, informó el jefe de Estado en una conferencia de prensa en la que también oficializó la suspensión de clases hasta el 31 de marzo.

Repatriación de argentinos

El jefe de Estado garantizó que organizarán vuelos especiales para repatriar a los argentinos que están varados en distintos países del mundo. Además, adelantó que sancionarán a las compañías que suspendieron vuelos en las últimas horas sin aviso previo. “Con mucha picardía están suspendiendo vuelos porque no quieren que los aviones regresen vacíos, pero vamos a actuar sobre esas compañías”, aseguró.

El Gobierno nacional dispondrá licencias especiales y obligatorias para los mayores de 60 años, uno de los grupos de riesgo más afectados por el avance del coronavirus. Si bien las autoridades recomendaron fomentar el teletrabajo, por ahora el resto de los empleados deberán continuar trabajando con normalidad.

“Respecto a los trenes y metros, es algo que ya empezamos a trabajar. Tiene que ver con el mayor problema, que es la circulación humana. Mañana entre las medidas que vamos a anunciar seguramente esté el trabajo a distancia, sin necesidad de moverse en la ciudad”, adelantó el mandatario.

Continúa vigente el aislamiento obligatorio para las personas que contrajeron el virus, para quienes estuvieron en contacto con personas enfermas y para quienes regresaron recientemente de los países con mayor circulación de la enfermedad.

Fernández anunció además el cierre de cines, teatros y espectáculos en todo el país para evitar la congregación de personas y, como consecuencia, la posible transmisión del coronavirus. A eso hay que añadir el cierre de parques nacionales, espacios frecuentemente visitados por los turistas. Dijo que tomó la decisión después de que se confirmaran dos casos positivos de la enfermedad en Tierra del Fuego. Casi a la par que Fernández ofrecía la conferencia de prensa, el Ministerio de Salud confirmó once nuevos contagios en todo el país.

El mandatario aseguró que se continuarán disputando partidos de fútbol a puerta cerrada porque, resaltó, son una distracción para la gente en estos momentos. No obstante, pidió que se abran las transmisiones a la televisión abierta para garantizar que todo los habitantes puedan verlos.

Alberto Fernández adelantó que en el marco de las medidas más drásticas que se impondrán en los próximos días para evitar la expansión de los casos de coronovirus se dispondrá el cierre de los centros comerciales. Sin embargo, advirtió de que seguirán funcionando los locales más chicos, de cercanía.

Chile se Blinda

Por su parte Chile anunció el cierre de todas las fronteras del país ante un fuerte aumento de los casos en el país, que duplicó el número de contagiados en las últimas 24 horas, pasando de 75 a 155, informó este lunes el presidente Sebastián Piñera.

“Hemos decidido cerrar todas las fronteras terrestres, marítimas y áreas de nuestro país para el tránsito de personas extranjeras. Esto no afectará la entrada y salida de carga”, afirmó el mandatario en un mensaje en el palacio presidencial. Con 155 casos, Chile es el segundo país latinoamericano con más diagnósticos confirmados, solo por detrás de Brasil, que alcanzó los 200.

Esta decisión afectará a toda persona extranjera que pretenda entrar en el país ya sea por vía terrestre, aérea o marítima, salvo para chilenos y foráneos residentes, quienes tendrán que pasar la cuarentena obligatoria de 14 días establecida.

Piñera también confirmó que el país entró en la Fase 4 de la epidemia, que alerta por la propagación generalizada del virus. En la víspera se anunció una suspensión de clases y se redujo de 500 a 200 el límite de asistentes para actos públicos. En esta nueva fase, el aforo máximo es de 50 personas. En ese sentido, declaró que solicitó la colaboración de las Fuerzas Armadas para verificar el cumplimento de las órdenes del gobierno.

También, el mandatario aseguró que la cadena de abastecimiento para productos de primera necesidad está garantizada e hizo un llamado a la calma, señalando que no es necesario una compra excesiva de bienes.

_________________________________

Fuente del contenido: artículo escrito por Ángel SastreLaRazon (Todos los derechos reservados). 

una colaboración de Time Network Latinoamérica © 2020 Time Network (Canada)