Colombia quiere conquistar el mundo con las nuevas lonjas de huevo

1170

Se llaman ‘ovitas’ y es un concepto 100% colombiano: huevo procesado y presentado en forma de rodajas de jamón o queso para emparedados. Nuestro corresponsal las probó y les cuenta a qué saben. Hoy también hay huevos para el desayuno, pero no en forma de omeletteo tortilla y tampoco fritos, revueltos, cocidos o escalfados.

Colombia-quiere-conquistar-mundo-lonjas-huevo-DM

En un plato de cerámica azul, en el comedor de mi apartamento bogotano, me espera un paquete de ‘ovitas’: huevo procesado y presentado como si se tratara de lonjas de jamón o queso para emparedados.

Se trata de un concepto 100% colombiano, desarrollado por un consorcio de ocho granjas avícolas del departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país.

Y después de más de tres años de trabajo, sus creadores sienten que las ovitas están listas para salir al mercado.

Pero, ¿qué es exactamente lo que estoy a punto de llevarme a la boca?

‘Es un huevo que viene en loncha. Está hecho a base de la clara (de huevo), es decir de la albúmina, y tiene la apariencia de una loncha de queso o de jamón’, explica Diego Ospina, el gerente de Ovopacific, la empresa detrás de las ovitas.

‘Tiene la misma flexibilidad, se empaca parecido -más o menos 14 lonchas, 300 gramos, que es lo que hay en el mercado- y también tiene una vida útil parecida al de un jamón: 20 días en la nevera de la casa que está entre 8 y 12 grados (centígrados)’, agrega.

[divider]

Sabor a jamón

Mientras las observo, no logro decidir si el color claro de las ovitas las hace más parecidas a rebanadas de queso o a jamón de pavo.

Pero la duda se desvanece una vez abierto el envoltorio: el olor a jamón es indiscutible y, contrario a lo que anticipaba, la textura de las ovitas también es más parecida a la del jamón que a la del queso procesado.

Y, como ya me esperaba, estas lonjas de huevo también saben a jamón.

‘Los niños tienen a veces un tema con el huevo, que el olor no es el que ellos quieren, entonces a las ovitas les adicionamos saborizante natural, vienen en sabores de jamón, pollo, tocineta y jamón ahumado’, dice Ospina.

‘La diferencia es que te comes una proteína de huevo, que es una proteína de mucha aceptación y se le puede agregas omega, vitaminas, etc.’, explica.

‘Y el contenido de grasa es menor que el del jamón y también es muy bajo en colesterol, por no utilizar yema en el proceso’, afirma.

[divider]

¿Éxito comercial?

Los creadores de las ovitas tienen grandes ambiciones para su producto, no sólo en Colombia sino a nivel internacional.

Dicen que aunque la comercialización de huevo deshidratado o líquido ya es bastante común, por lo general sus principales consumidores son hoteles y restaurantes que emplean huevo en grandes cantidades.

Y ellos quieren conquistar al público en general.

¿Lo lograrán?

Aunque las lonjas de huevo ya están siendo utilizadas por algunos hoteles y empresas de Cali, todavía habrá que esperar un poco más para saber cómo reciben al producto los colombianos.

Por lo pronto, y al menos en mi bloque de apartamentos, los pronósticos son, sin embargo, bastante halagadores.

‘Están rica. Yo las compararía’, le dice a BBC Mundo Beatriz Rodelo, de 36 años, después de probar las ovitas, esa lonjas de huevo con las que Colombia espera conquistar al mundo. (BBC)

BBC Mundo.com – Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.