Científicos creen haber resuelto el misterio del Triángulo de las Bermudas

1559

Unos cráteres que miden hasta 800 metros de ancho y 50 metros de profundidad podrían ser clave para resolver el enigma de las desapariciones en esa zona.

Varios cráteres que miden hasta 800 metros de ancho y 50 metros de profundidad y se encuentran en el fondo del mar de Barents —ubicado frente a las costas de Noruega y que forma parte del océano Ártico— pueden ayudar a aclarar el misterio de las desapariciones de barcos y aeronaves en el Triángulo de las Bermudas, situado en la parte noroccidental del océano Atlántico, entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad de Miami, Estados Unidos, según informó el diario The Daily Mail.

triangulo_bermuda_noticia_DM

Un equipo de científicos de la Universidad del Ártico de Noruega opina que esos cráteres del subsuelo marino podrían haberse formado por la acumulación y la explosión de gas metano y estima que las desapariciones del Triángulo de la Bermudas pueden tener el mismo origen, aunque ofrecerán más detalles en abril, durante la próxima reunión anual de la Unión Europea de Geociencias.

Historias tejidas alrededor del Triángulo

La fama mundial del Triángulo de las Bermudas, que tiene más de un millón de kilómetros cuadrados de superficie, se debe a una serie de desapariciones de buques comerciales y de aviones que no dejaron rastro. En total, la región registró más de 200 incidentes, entre ellos varios casos no resueltos que se hicieron famosos.

En concreto, en unos enormes cráteres recién descubiertos en el fondo de ese mar del norte de Noruega y Rusia.

Así lo señala un equipo de científicos de la Universidad del Ártico de Noruega, quien está investigando el hallazgo.

«Existen múltiples cráteres gigantes en el fondo marino de la zona occidental-central del mar de Barents y son probablemente la causa de unas enormes explosiones de gas» , explicó el equipo a través de un comunicado.

«Es probable que esta zona de cráteres sea uno de los mayores puntos de fuga de metano marino en el Ártico», añadió.

Agua hirviendo

Los expertos darán más detalles sobre hallazgo en abril, en la conferencia anual de la Unión Europea de Geociencia.

triangulo_bermuda_noticia_3_DM

Aunque ya adelantaron que los cráteres explican los reportes de varios pescadores de la zona, quienes dicen haber visto burbujas en el mar, como si el agua estuviera hirviendo, sin razón aparente. Y en la conferencia también abordarán los riesgos que estas explosiones suponen para la navegación, y cómo podrían ser la explicación al hundimiento de barcos en el área.

Esta última posibilidad ya la puso sobre la mesa el científico ruso Igor Yelstov el año pasado, pero en aquella ocasión se refirió al misterio del Triángulo de las Bermudas. El investigador del Instituto Trofimuk dijo que varias teorías sugieren que las desapariciones de barcos en esa zona del océano Atlántico entre Miami, Puerto Rico y las islas Bermudas podrían deberse a la reacción de los hidratos de gas —hielo con gas encerrado en su estructura molecular— del fondo marino.

Según el experto, esta reacción se produce como una avalancha y produce grandes cantidades de gas. «Esto hace que el océano se caliente y los barcos se hundan en unas aguas con una gran cantidad de gas», explicó al diario británico The Sunday Times.

Y según el experto, si se probara la teoría del metano como cierta, también explicaría la desaparición de aviones en el Triángulo de las Bermudas.

¿Misterio o mito?

triangulo_bermuda_noticia_2_DM

Sea como sea, otras investigaciones sobre el supuesto misterio concluyen que no es cierto que en esa zona delimitada por el área imaginaria en forma de triángulo equilátero se hundan más barcos que en otras áreas.

El Triángulo de las Bermudas ni siquiera figura entre los diez primeros de la lista, pese a que es una de las vías marinas más transitadas del mundo. Y varias teorías, como las anomalías que supuestamente registran las brújulas magnéticas al ingresar a la zona, no aportan evidencia para sustentar la mala fama que ha adquirido el Triángulo en el pasado. Allí no se han registrado hundimientos de navíos desde 1967. (LAVOZ)