Atrapada de Odell Beckham irrespeta leyes de la física

665

Este domingo en la noche los New York Giants de la NFL cayeron derrotados en casa, a manos de los Dallas Cowboys. Pero la historia olvidará el resultado, ya que el receptor Odell Beckham Jr, anotó en una jugada que quedó inscrita en los anales de los deportes.

Odell-Beckham-atrapada-nfl-DM

En el segundo cuarto del cotejo, el mariscal Eli Manning lanzó un balón de 49 yardas en la dirección de Beckham, pero no fue un pase del todo certero.

El receptor tuvo que estirarse en su salto hacia atrás, mientras era jalado al piso por un defensa. Con la punta de los dedos de su mano derecha Beckham logró controlar el ovoide y caer en la zona de anotación para los seis puntos.

El comentarista de la cadena NBC, Chris Collinsworth explotó de emoción, el estadio se fundió en una ovación y Twitter se inundó de elogios, tal y como se ve en el video.LeBron James de los Cleveland Cavaliers de la NBA atestiguó haber visto la que posiblemente es la mejor jugada de la historia.

Mientras que Bryce Harper de los Washington Nationals de las Grandes Ligas alabó la habilidad del novato.Estrellas y consagrados de la NFL no repararon en elogios.

Con esa atrapada Beckham, que el año pasado era jugador de la Universidad Estatal de Luisiana entró al panteón de jugadores que pasarán a la historia por dejar en la retina del mundo actos incomparables de talento.

El touchdown será repetido, por los siglos de los siglos, cada vez que se hable de fútbol americano, al igual que el gol de Maradona a los ingleses en México 86 ha pasado de la televisión al VHS, el DVD y se ha incrustado en YouTube.

Michael Jordan, en la final de la NBA de 1991 se elevó por los aires y luego de volar con el balón en la mano derecha decidió cambiarla a la izquierda, para anotar ante la mira atónita de Magic Johnson y sacando una sonrisa de su entrenador Phil Jackson.

Beckham, con una estocada de magia, se colocó en ese Olimpo de jugadas milagrosas, que desafían el entendimiento y la lógica, tal y como lo hizo Willy Mays en setiembre 29 de 1954, en el primer juego de la Serie Mundial entre sus New York Giants y los Cleveland Indians.

Ese día Vic Wertz conectó un madero que voló al menos 128 metros, suficiente para ser un cuadrangular en muchos parques, pero no en el Polo Grounds.Mays rastreó el esférico y logró atraparla dándole la espalda al plato, en una jugada conocida como “La atrapada”.Otro Giant, en otro deporte y 60 años después voló tras un balón y cayó la césped junto a Mays, “La atrapada” parece tener otro inquilino. (NFLNEWS)